Ciudad de México.- Las obras que se realizan en División del Norte, desde Nicolás San Juan a Ángel Urraza, alcaldía Benito Juárez, han ocasionado la inconformidad de los vecinos que habitan en la zona, así como de los automovilistas y transportistas que transitan por dichas vías.  

Los de la colonia Del Valle, aseguran que la zona donde se llevan a cabo estos trabajos parece un área devastada, además, de que fueron reducidos los carriles para abrir los llamados “Pasos Seguros”. 

Al respecto, señalan que hace menos de dos años se realizó obra nueva en estos lugares, y que los macetones que se instalaron aquella vez, han sido retirados y no se ve con claridad el objetivo de estas por llamarles de algún modo, remodelaciones. 

Fuentes de la alcaldía Benito Juárez indicaron a Diario de México, que estas construcciones son responsabilidad de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse). 

“Las obras son herencia del anterior coordinador general de la Autoridad del Espacio Público, Roberto Remes Tello de Meneses. Los “Pasos Seguros” fueron proyectos que iniciaron en 2014 a modo de prueba, pero a pesar de las múltiples quejas, las autoridades a su juicio dictaminaron que funcionaron”, acotó la fuente. 

En la página de la Sobse aparecen estas obras como confinamiento del gobierno de la CDMX, además, se informa del horario en el que supuestamente se debe trabajar en estos espacios, el cual según se limita de las 23:00 horas, a las 5:00 horas, sin embargo, este horario no es respetado por los trabajadores, ya que las quejas vecinales acusan que éstos laboran todo el día.

TAGS EN ESTA NOTA: