Ciudad de México.- Como viene sucediendo desde la semana pasada, este miércoles, miembros del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana a (SITUAM) tienen tomada la caseta de cobro México-Puebla para dar pasó libre y pedir “cuota voluntaria”.

Por otro lado, desde la mañana, aproximadamente 200 docentes y trabajadores de la institución iniciaron una concentración en el Zócalo de la Ciudad de México, donde realizaron una asamblea para analizar la situación de la huelga, la cual cumplirá a las 23 horas de este día 75 días.

Los manifestantes pidieron la intervención del gobierno federal para atender sus demandas salariales. Asimismo, llamaron al Congreso de la Ciudad de México a respetar el derecho de huelga de los trabajadores.

En ese sentido, el secretario general del SITUAM, Jorge Dorantes Silva, llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador para que tome cartas en el asunto, pues, dijo, hasta el momento ha mantenido una actitud de “oídos sordos” a los reclamos de cinco mil 200 trabajadores administrativos y académicos.

Acompañado por dirigentes de otras organizaciones como el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear (SUTIN), entre otros, Dorantes Silva señaló que en la última negociación, el SITUAM presentó una propuesta que incorpora un porcentaje de restauración de 10 por ciento para trabajadores administrativos y de 3 por ciento para personal académico. Sin embargo, subrayó, la rectoría en 45 minutos la desechó.

Nota recomendada: Por altas temperaturas, activan alerta amarilla

El documento que fue leído por el maestro Salvador Ferrer, de la UAM Xochimilco, expuso que las autoridades se han empecinado en rechazar cualquier propuesta sindical, bajo el falso argumento de vulnerar la viabilidad financiera de esa casa de estudios y sus actividades sustantivas.

Añadió, que han pretendido construir una imagen pública de intransigencia sindical para evadir el tema central que es la distribución del presupuesto, que implica disminuir sus altos sobresueldos y poder dar una salida al conflicto.

Precisó que el sindicato ha puesto sobre la mesa varias propuestas, como que se otorgue un bono de 11 mil pesos a todos los sindicalizados, un aumento en la ayuda a despensa, o, bajar 10 por ciento los sobresueldos de los altos funcionarios para que se otorguen tres puntos porcentuales más al incremento de 3.35 por ciento ofrecido por la institución directo al salario.

Notimex

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: