compartir en:

Durante este domingo, un violento terremoto de magnitud de 7.3 sacudió la frontera entre Irak e Irán, en la región autonoma de Kurdistán, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos. 

Hasta el momento, medios internacionales han confirmado la muerte de al menos 15 personas y más de 50 lesionados debido a la afectaciones que se presentaron en múltiples regiones. 

Las zonas más afectadas son las provincias iraníes de la zona noroccidental, occidental y central del país.

Medios internacionales informan que se trata de uno de los peores siniestros en Oriente Medio de las últimas décadas.