compartir en:

Tokio.- El tifón Hagibis se debilitó y ahora sigue su trayectoria como un sistema de baja presión frente a la costa norte de Japón, pero a su paso por el país dejó al menos 24 muertos, 17 heridos y 170 desaparecidos, mientras que el gobierno creó un gabinete de crisis para proteger a la población.

En su paso por esa nación asiática, el tifón número 19 de la temporada afectó las zonas central, este y noreste, con lluvias intensas que causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en esas regiones, indicaron reportes de prensa.

Señalaron que “la prefectura de Nagano, en el centro del país, ha sido una de las más damnificadas por el desbordamiento del río Chikuma, que fluye a través de la región y anegó varias localidades”.

Apuntaron que “en la ciudad de Sano, el desbordamiento del río Akiyama inundó una zona residencial y los equipos de rescate estuvieron inmersos en el desalojo de los residentes que habían subido hasta pisos superiores de las viviendas”.

La cadena de noticias NHK dijo que “el tifón llegó a provocar cerca de 600 milímetros de lluvia en un lapso de 24 horas en algunos puntos de la prefectura de Miyagi y más de 400 milímetros en zonas de las prefecturas de Iwate y Fukushima”.

Aseveró que “en la ciudad de Hakone, prefectura de Kanagawa, (este del país) se alcanzó un volumen récord de casi mil milímetros en un periodo de 48 horas”.

Además, “en algunos puntos de las regiones de Tohoku y Kanto-Koshin cayeron en dos días la cantidad de lluvia equivalente al 30 ó 40 por ciento de la media anual”.

NHK señaló que al menos 24 personas murieron, 17 se encuentran desaparecidas y hay al menos 170 heridos, mientras que el Ministerio del Territorio confirmó el derrumbe de diques en 12 puntos de 10 ríos.

Por su parte, la Dirección de Meteorología solicitó a la población que se mantenga alerta ante la posibilidad de deslizamientos de tierra e inundaciones en terrenos bajos.

El gobierno japonés creó un gabinete de crisis para analizar la magnitud de los daños causados por el tifón Hagibis y tomar las medidas necesarias a fin de proteger a la población.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, informó que se enviaron 27 mil miembros de las Fuerzas de Autodefensa para participar en las labores de búsqueda y rescate.

Luego de una reunión con varios ministros, apuntó que también participan en las labores elementos de la policía, bomberos y la guardia costera.

Precisó que en la medida que sea posible se restaurarán servicios como suministro de agua y electricidad, luego de que el tifón obligó a cancelar unos 800 vuelos nacionales.
 

TAGS EN ESTA NOTA: