Ciudad de México.- La alcaldesa de Rosarito, Baja California, Araceli Brown Figueredo, señaló que producto de los incendios forestales —a causa de los vientos de Santa Ana— que azotaron la localidad desde el pasado viernes, se tomó la decisión de declarar la “zona de desastre".

Ante los medios de comunicación, la munícipe indicó que la gestión de recursos federales para esta causa ya comenzó.

Refirió que están trabajando en la instalación de una jornada de asistencia permanente en las áreas más afectadas por los incendios. Asimismo, dijo que esta iniciativa permitirá que los ciudadanos puedan recibir apoyo inmediatamente.

Nota recomendada: Terreno de Refinería de Dos Bocas se inunda por intensas lluvias

Brown Figueredo indicó que lo que se vivió se trató de una contingencia que no se había registrado a lo largo de estos años.

Comentó que la fuerza de la naturaleza los sorprendió, pero que el pueblo de Rosarito reafirmó su fraternidad una vez más.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: