compartir en:

Francia.- El presidente francés, Emmanuel Macron y su homólogo estadounidense, Donald Trump llevaron a cabo un homenaje a los veteranos que participaron el Desembarco de Normandía el 6 de junio de 1944 que aceleró el fin de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Europa Occidental del dominio nazi.

Los mandatarios se reunieron en Colleville-su-Mer, un poblado normando frente a la costa en el sector de la playa que durante la invasión fue denominado Omaha y en el que los aliados incurrieron en el mayor número de bajas. 

 “Francia no olvida a los miles de paracaidistas que unas horas antes se lanzaron y conquistaron las rutas, las vías férreas, los campos. Francia no olvida los dos millones de soldados que, en ese día largo, se comprometieron para liberar las ciudades”, declaró el presidente Macron.

Macron remarcó la importancia de la Unión Europea, las Naciones Unidas y la OTAN después de la segunda guerra mundial. Un ejercicio de contemporaneidad ante el actual conflicto con Donald Trump y sus valores anti multilaterales. 

Asimismo, dejó entrever su oposición a las políticas de "América primero" y al unilateralismo de Trump, con quien ha chocado en lo relativo a Irán y al Acuerdo de París de cambio climático.

"América, presidente Trump, nunca es tan grande como cuando lucha por la libertad de otros", señaló el mandatario galo.

Con abrazos, condecoraciones con la Legión de Honor y reconocimiento a los caídos en dos minutos de silencio, ambos presidentes reivindicaron una alianza histórica, fragilizada y cuestionada por los nuevos tiempos.

Al mismo tiempo, los primeros ministros del Reino Unido y Canadá, Theresa May y Justin Trudeau, homenajearon a los veteranos en otros puntos de la playa normanda correspondientes a la participación de sus países en la Operación Overlord. También el príncipe de Gales y la duquesa de Cornwall, Carlos y Camilia, se unieron al acto.

dcvc

TAGS EN ESTA NOTA: