La Rosca de Reyes tiene su origen en la Edad Media

Foto: EFE

Ciudad de México.- Se remonta a la Edad Media (siglos XIV) el origen de la Rosca de Reyes, tradición que llegó a México durante la Conquista. Desde entonces es costumbre junto a la familia cada 6 de enero partir este pan y acompañarlo de una deliciosa bebida caliente, que en muchos casos es un chocolate.

Este alimento tiene una característica forma circular, por lo que para católicos y cristianos, la forma ovalada de la rosca, representa el círculo infinito del amor a Dios. Las frutas secas cristalizadas que adornan el pan, simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos y el muñeco escondido, representa al Niño Jesús.

Cuenta la historia que tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella, para adorar al Rey de los Judíos recién nacido.

Ellos le llevaron tres ofrendas: oro, incienso y mirra. Los tres “Reyes del Oriente” encontraron al niño Dios de tres días de nacido y se postraron ante él, a este día se le denomina como epifanía, encuentro que simboliza la Rosca de Reyes.

En México se tiene la tradición que a quien le sale el niño Dios, automáticamente se convierte en madrina o padrino del niño y deben confeccionar un ropón al niño Jesús, lo visten de gala, lo llevan a la iglesia y regalan a los comensales atole y tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Debido a esto, por la madrugada del 6 de enero, los niños reciben regalos que los Reyes Magos les dejan en sus casas en representación de los obsequios que le llevaron al Niño Jesús.

La degustación de pan con dátiles e higos nos lleva hasta la saturnalia romana. Esta festividad en honor al dios Saturno tenía lugar del 17 al 23 de diciembre y coincidía con el solsticio de invierno.

Pero con la llegada del cristianismo se intentó revocar estas celebraciones consideradas paganas que a la postre se emparentarían con la Navidad. Fueron los mismos romanos quienes iniciaron la costumbre de esconder un haba dentro del pan, la cual simbolizaba la huida de José y María para esconder a Jesús, porque el rey Herodes había ordenado el asesinato de todos los menores de dos años. 

No se sabe a partir de cuándo se empezó a esconder dentro de la rosca un muñeco, pero las leyendas urbanas cuentan que algunas personas han sido capaces de tragarse la figurilla para eludir el compromiso que dicta la tradición y que da paso a la celebración del Día de la Candelaria.

En 354 comenzó a festejarse el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. Poco después, la epifanía empezó a conmemorarse el 6 de enero, día en el que los cristianos occidentales celebran la Adoración de los Reyes Magos (los europeos ortodoxos del este suelen celebrar el bautismo del niño Jesús).

SE ACOPLAN A LA ACTUALIDAD

Hoy en día, en nuestro país existen muchos tipos de roscas de reyes, dado que en cada región se inventan sus propias versiones, sea con distintos ingredientes o con adornos de series, películas o personajes del momento.

Por ejemplo, para todos los fanáticos del mundo de Star Wars, llegó una rosca de reyes de Baby Yoda, la cual, en lugar de esconder figuras representativas del Niño Jesús, ésta contiene muñecos de plástico de este famoso personaje.

IMCM

Edictos