compartir en:

INGLATERRA.- La princesa Ana de Inglaterra se ha viralizado en redes sociales debido a su peculiar reacción para evitar saludar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita al Palacio de Buckingham.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa Melania asistieron anoche a una gala en el Palacio, donde saludaron de mano a la familia real de Inglaterra.

Sin embargo, la princesa Ana, hija de la reina Isabel II, sólo los miró a unos metros de distancia y cuando su madre, le hizo un gesto, ella respondió encogiéndose de hombros. 

El hecho fue captado en video, mismo que ha corrido como pólvora en redes sociales, en el cual se puede ver a la reina saludando al matrimonio Trump acompañada del príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, Camila.

En un momento dado, mientras su hijo y su nuera continúan charlando con el mandatario y la Primera Dama, ella echa un par de vistazos hacia la entrada de la Sala de Música para entablar contacto visual con su hija, que le responde encogiéndose de hombros y alzando las manos en una reacción que parece decir “qué quieres que haga”.

Trump ha sido rechazado antes por prominentes figuras mundiales, pero el desaire que recibió de la princesa, es uno de los momentos más embarazoso que le ha sucedido desde que ganó la presidencia.

El presidente estadunidense visita Reino Unido para la celebración del 70 aniversario de la OTAN este día, donde se reunió con la familia real en el Palacio de Buckingham.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: