compartir en:

Tierra azteca.- Hoy es día de todos esos seres que nos han educado, nos han aguantado y nos han acompañado a lo largo de nuestra vida, y no, no hablo de nuestros padres -porque a ellos no les quedó de otra-, me refiero a los maestros.

Esos ejemplares únicos en la vida aguantan de todo: desde mocos cuando trabajan en kínder y primaria, hasta listillos insoportables cuando están en la universidad, pasando por los rebeldes sin causa de la preparatoria y secundaria.

Cada 15 de mayo, en México conmemoramos a los maestros; les llevamos flores y comida, porque los amamos y porque muy seguramente queremos que nos regale unas décimas en nuestras calificaciones.

Sin embargo, apuesto a que no saben porque desde 1917 celebramos el Día del Maestro, pues dejen les explicó que al igual que varias fechas de descanso en el país, está también se la debemos a la Iglesia Católica.

En el santoral católico, el 15 de mayo se celebra la fiesta de San Juan Bautista de La Salle, hombre que nació en Francia, por ahí del siglo XVII.

Sucede que San Bautista de La Salle, fue un gran sacerdote y teólogo, con harta sabiduría en su cabeza, pero gracias a su vocación dedicó su vida a la formación de maestros, que a su vez de dedicaban a educar a hijos de artesanos y niños de escasos recursos.

Así que Juanito, fundó la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, es decir los Hermanos de La Salle, una academia que a pesar de tener un origen religioso impartía una enseñanza laica, que fomentaba la educación de niño y jóvenes pobres.

Por lo que en 1950 el papa Pío XII dijo: " Yo el Líder Supremo en la Tierra, nombró a San Juan Bautista de La Salle patrono universal de todos los educadores; o algo así.

¿Por qué papita Pío escogió el 15 de mayo? Nunca lo sabremos, ya que Bautista de La Salle nació un 7 de abril.

Ahora bien, la celebración de los educadores universalmente es el 5 de octubre, día que fue nombrado como el Día Mundial del Maestro, por la UNESCO. Sin embargo, en México somos rebeldes y religiosos, por lo que nos quedamos con el 15 de mayo.

El presidente Venustiano Carranza, en 1917, a petición de los diputados Benito Ramírez y Enrique Viesca, decretó el 15 de mayo como el Día del Maestro, que se celebró oficialmente hasta 1918 y coincidió con la Toma de Querétaro.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: