compartir en:

México.-Carlos Romero Deschamps, quien renunció al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), sin que aún se sepan las razones, fue uno de los líderes sindicales —junto a Elba Esther Gordillo— que cobró importancia desde el sexenio del otrora presidente, Carlos Salinas de Gortari.

Romero Deschamps siempre estuvo envuelto en la polémica, fue acusado de desviar recursos del STPRM en favor de la campaña del priista Francisco Labastida para las elecciones presidenciales de 2000 y 2003, caso conocido como Pemexgate, al tiempo que el extinto IFE concluyó que sí había existido un manejo irregular por al menos 500 millones de pesos, en ese momento el PRI sólo fue sancionado con una multa de mil millones de pesos, la cual es la más alta interpuesta por ese organismo.

además de ser nombrado como Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), también ha combinado ese puesto con sus obligaciones como diputado en tres ocasiones y dos veces como senador, en todas siendo representante del Partido de la Revolución Institucional (PRI), instituto que lo vio crecer política y económicamente, desde 1961.

Nota recomendada: Avanza construcción de aeropuerto en Santa Lucía; juez desecha última suspensión definitiva

En Pemex laboró en diversos estados; mientras que en el STPRM ha sido secretario general de 1970 a 1977, presidente de la Comisión Nacional Mixta de Seguridad de Higiene de 1973 a 1975, jefe del Departamento Jurídico y de Ajustes de 1976 a 1977, asesor del Comité Ejecutivo General de 1980 a 1985, vocal del Consejo General de Vigilancia de 1986 a 1988 y secretario de organización y estadística entre los años 1988 y 1991.

Desde el 22 de junio de 1993 estuvo al frente del STPRM, relevando a Joaquín Hernández Galicia, conocido como "La Quina", quien fue detenido en enero de 1989, al inicio del gobierno de Salinas de Gortari, esto después de cinco sexenios al frente de dicho gremio sindical.

ACV 

 

TAGS EN ESTA NOTA: