México.-Alrededor de las 18:42 horas de ayer, se reportó una fuga de combustible por una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el municipio de San Agustín Tlaxiaca, en Hidalgo.

Los hechos ocurrieron en la comunidad El Durazno, en donde, de acuerdo con los reportes, el chorro de combustible superó los cinco metros de elevación.

Ante el escenario, el cual ocurrió a un año de la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, en la misma entidad, que dejó 137 personas muertas, se registró una fuerte movilización de cuerpos de emergencia.

Nota recomendada: Por inseguridad, Iglesia Católica pide fortalecer valores

Según informes oficiales, la fuga logró ser controlada alrededor de las 19:30 horas al cerrar las válvulas que permiten el flujo del combustible.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: