compartir en:

Ciudad de México.- Desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que el tema de la seguridad está siendo más difícil de controlar de lo que él pensaba, sin embargo, aseguró que así como logró contener el robo de combustible, a mediano plazo, su administración logrará bajar la inseguridad y la violencia que día a día aqueja al país.

Nota recomendada: Ataque armado deja al menos seis muertos en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca

Según el primer mandatario, en lo que va de mayo ha habido una disminución en los índices de homicidios y otros delitos, pero de forma "muy marginal", aunque las cifras de organismos independientes muestran todo lo contrario.

“Todo esto lleva tiempo, por eso la gente al mismo tiempo que está preocupada porque no ha disminuido la inseguridad y la violencia hemos controlado la incidencia delictiva, ya en los datos de este mes hay una disminución en homicidios y en otros delitos, pero muy margina”, apuntó.

“La gente sabe eso, que no se ha podido resolver el tema de la inseguridad y la violencia, pero al mismo tiempo nos tiene confianza y sabe que vamos a lograr en mediano bajar la incidencia delictiva, lo hicimos ya con el robo de combustible, nada más que aun cuando era un asunto complicado, no se puede comparar con el problema de la violencia”, agregó.

Nota recomendada: Enfrentamiento entre grupo armado y policías deja al menos seis muertos en Coahuila

Fiel a su estilo, reiteró que la violencia y la inseguridad acabarán cuando entre de lleno en funciones la Guardia Nacional, por lo que, aseguró, continúa el proceso de conformación de este grupo de élite. Dijo que los elementos de este cuerpo de seguridad son de lo más confiable, pues, deben pasar por un proceso de capacitación que garantice el respeto a los derechos humanos y el uso moderado de la fuerza.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: