Solari brilla como entrenador a México, con una apuesta al día a día

México, 5 mar (EFE).- Con un estilo sobrio, en el que la clave es darle confianza a sus futbolistas y dar prioridad al día a día, el argentino Santiago Solari ha mostrado su pasta de líder en el futbol mexicano y es el entrenador de mejores resultados en la primera mitad del torneo Clausura.

América, el equipo más ganador de México, con 13 títulos de liga, suma seis victorias, un empate y dos derrotas y si va en el segundo lugar es porque perdió tres puntos en la mesa al recibir una sanción por alineación indebida ante el Atlas. Sin eso sería el líder.

Solari llegó a las Águilas sin tiempo para pretemporada, pero aceptó el reto y con un estilo diferente a su antecesor, Miguel Herrera, se mantuvo en silencio, concentrado en el trabajo y no en responsabilizar a los demás de sus fracasos.

Con paciencia el ex técnico del Real Madrid observó las cualidades de cada una de sus figuras y dejó clara su prioridad de sacar lo mejor de cada futbolista para, a partir de ahí armar un buen proyecto de conjunto.

Al colombiano Roger Martínez, quien estaba con un pie fuera de la institución, le recordó que nadie es tan bueno como cuando anota ni tan malo en como cuando falla, destacó sus cualidades y le dio más minutos en la cancha, lo cual le devolvió la alegría al delantero que, quien suma dos goles en 238 minutos.

Solari trajo de España al centrocampista Álvaro Fidalgo, quien no necesito tiempo de adaptación a la altura ni nada parecido para pronto ganarse un lugar en la alineación y ponerse a tono con el grupo, y así el entrenador ha dejado claro que si bien ganara con goles, éstos llegarán con la armonía en el grupo.

América no está entre los cuatro mejores de la liga en ataque ni en defensa. En ambos aspectos es quinto lugar, con 12 goles anotados y siete perdidos, sin embargo ha mostrado sobriedad dentro y fuera de la cancha y lleva paso perfecto en su estadio, el Azteca, donde suma cinco triunfos en cinco salidas.

En los últimos años, América fue campo fértil para los medios que buscan el morbo. El entrenador Miguel Herrera lo mismo peleó con colegas que ofendió a los árbitros o minimizó a algunos de sus jugadores y en las ruedas de prensa siempre fue noticia con que estilo arrabalero, a veces incendiario.

Solari es lo contrario. Nunca habla de sí mismo, repite que su filosofía es el trabajo y hasta cuando, en una decisión polémica, le quitaron tres puntos y lo bajaron del primer lugar del campeonato, pidió disculpas y siguió adelante.

Con un plantel con jugadores de calidad, Solari ha respetado las jerarquías, pero ha dejado claro que en su equipo juegan los hombres, no los nombres y ha dado oportunidades a novatos como el volante de 19 años Santiago Nevada, titular en siete de los nueve encuentros del torneo.

Lo mejor de América de Solari es que da la impresión de no haber tocado techo, lo cual lo coloca como uno de los favoritos para ganar el título y también para ser protagonista en la Liga de campeones de Concacaf y ganar el boleto al Mundial de clubes en el que el entrenador argentino ya fue campeón, como jugador y como técnico.