San Petersburgo.- Argentina supera la crisis de los primeros partidos y logró una victoria sufrida 2-1 sobre Nigeria, con el despertar de Lionel Messi y un gol heroico de Marcos Rojo a cuatro minutos del final, cuando La Albiceleste estaba a punto de irse de Rusia 2018.

Se jugaban 14 minutos de la primera mitad cuando D10S hizo su aparición en tierras rusas, luego de un trazo largo desde la línea del medio campo de Éver Banega, que Lionel Messi controló con el muslo y sin dejar caer el balón hizo la recepción dirigida con la zurda y ante la persecución de Omeruo, disparó a pierna cambiada y mandó la pelota a las redes.

Para ponerle la cereza al pastel, Lionel Messi marcó el gol 100 de la Copa del Mundo, que en ese momento representaba el tanto que metía a Argentina en los octavos de final, cuando parecía que estaban por preparar las maletas.

En el 33’ ‘La Pulga’ estuvo a punto de marcar el segundo en un tiro libre en los linderos del área, que estrelló en el poste izquierdo de la portería de Uzoho.

En el inicio del complemento, Javier Mascherano jaló en el área al nigeriano Balogun en un tiro de esquina y el árbitro español Antonio Mateu decretó la pena máxima, que fue revisada por el VAR y aunque la infracción fue un poco rigorista, confirmaron la decisión del silbante.

Victor Moses engañó a Franco Armani y empató desde los once pasos para empatar el partido y obtener el resultado que devolvía a Nigeria a la segunda ronda.

Los minutos pasaban y Argentina no podía anotar el gol del milagro, hasta que al minuto 86 Gabriel Mercado desbordó por la banda derecha y lanzó un centro que Marcos Rojo prendió de primera intención para vencer a Uzoho y revivir el sueño de La Albiceleste en la Copa del Mundo, que enfrentará a Francia en los octavos de final.

TAGS EN ESTA NOTA: