Estados Unidos.- Cientos de civiles perdieron la vida, por los ataques que realizó la coalición liderada por Estados Unidos a la ciudad Raqqa, con la intención de liberar la demarcación del control del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Asimismo la ciudad quedó en ruinas, tras la “guerra de aniquilación”, liderada por EU; informó Amnistía Internacional (AI), a través de un reporte, que publicó este martes.

Los actos de la coalición; integrada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido; pueden ser considerados como “crímenes de guerra”, ya que dispararon un gran número de armas explosivas, que eran poco precisas, contra una zona poblada de civiles.

No obstante, de igual manera las bombas de precisión también mataron a un gran número de personas; mientras que la coalición “dejó marchar a los combatientes del EIIL”, declaró AI.

El reporte de Raqqa, ciudad que era considerada la capital del EIIL en Siria, fue elaborado tras la investigación de 42 lugares y con los testimonios de 112 personas que sobrevivieron a los ataques.

Donatella Rovera, asesora de crisis de AI, aseguró que las declaraciones de la coalición sobre que se causaron pocas muertes civiles son mentira.

“En el curso de nuestra investigación sobre el terreno en Raqqa vimos un grado de destrucción que no se puede comparar con nada de lo que hemos encontrado en decenios de trabajo de comprobación de los efectos de las guerras”

También aseguró que las víctimas merecen justicia tras lo sufrido.

“Cuando es tan grande el número de civiles que mueren en un ataque tras otro, está claro que hay algo mal, y para empeorar aún más la tragedia, han transcurrido muchos meses y no se han investigado todavía los incidentes. Las víctimas merecen justicia”.

Por otra parte, Rovera precisó que el EIIL cometió numerosos crímenes, durante los cuatro años que dominaron Raqqa, sin embargo, aseveró que eso no exime las acciones de Estados Unidos y la coalición.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: