compartir en:

España.- El conjunto catalán estuvo cerca de firmar el primer descalabro en la era de Quique Setién.

El Barcelona consiguió agónicamente su pase a los octavos de final de la Copa del Rey al derrotar en tiempo de compensación 1-2 al UD Ibiza de la segunda División B de España.

A Setién le costó demasiado poner a seis suplentes en el partido eliminatorio, ya que el conjunto local se adueñó del duelo rápidamente y al minuto 9 ya tenían el primero a favor por cortesía de Pep Caballé.

Para la segunda mitad del cotejo, el entrenador del Barcelona cambió de formación en el campo y le dio entrada a futbolistas de más peso como Jordi Alba y Arturo Vidal, quiene se encargarían de llevar el balón al área rival y anotar los goles necesarios para evitar la derrota en feudo ajeno. 

Los cambios tuvieron efecto cuando Antoine Griezmann emparejó los cartones al 72’, luego de hilvanar una gran jugada con Iván Rakitic. En los minutos finales del partido nuevamente el francés meció las redes de los locales al culminar con la anotación el pase que le brindó Jordi Alba desde el medio campo justo cuando el reloj marcó el 95’ de tiempo corrido.

Con ese resultado los catalanes avanzaron a la siguiente ronda del torneo copero y de paso evitaron que su nuevo entrenador registrará su primer fracaso al frente del equipo.     

 

TAGS EN ESTA NOTA: