EFE

RÍO DE JANEIRO.- Brasil perdió otras 538 vidas por coronavirus en las últimas 24 horas, según cifras oficiales publicadas el sábado, elevando el total de muertes por la pandemia en la nación más grande de América Latina a 100 mil 240.

El último boletín del consejo que representa a los 27 departamentos de salud estatales muestra que el número de casos confirmados aumentó en 21 mil 732 durante la noche a casi 3 millones.

Solo Estados Unidos, con 4,97 millones de infecciones y 161 mil 906 muertes entre una población de 330 millones, se ha visto más afectado por el coronavirus que Brasil, hogar de 210 millones de personas.

El Ministerio de Salud de Brasil informó que el primer caso del país fue el 26 de febrero y la primera muerte el 17 de marzo, 20 días después. A mediados de mayo, el número medio diario de muertos estaba por encima de los  mil.

La tasa de mortalidad de Brasil por la enfermedad es de 47,4 por cada 100 mil habitantes, la quinta más alta del mundo detrás del Reino Unido, Perú, Chile y Estados Unidos.

Nota recomendada: Un policía muerto y 172 heridos dejan violentas protestas en Beirut

El estado brasileño más poblado, Sao Paulo, cuenta con más de 600 mil casos confirmados de Covid-19 y cerca de 25 mil muertes. El gobierno regional anunció el viernes que pospondría la reapertura de las escuelas un mes más hasta el 7 de octubre.

Más de 2 millones, o casi el 70 por ciento, de los brasileños que contrajeron el coronavirus se han recuperado, dice el Ministerio de Salud.

Cinco estados, Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais y Rio Grande do Norte, están experimentando una aceleración en los casos y muertes, mientras que el contagio se ha estabilizado en otros nueve.

Las estadísticas indican que la pandemia ha alcanzado su punto máximo en el resto de los estados de Brasil.

En Río de Janeiro, los visitantes de la mundialmente famosa playa de Copacabana fueron recibidos el sábado con la vista de 100 cruces negras y mil globos rojos destinados a honrar a los brasileños que fallecieron por Covid-19 y a protestar por el manejo de la salud pública por parte del presidente Jair Bolsonaro.

Junto a las cruces, colocadas por miembros de la ONG Río de Paz, había un gran cartel con la frase "100 mil: ¿Por qué somos el segundo país en número de muertos?"

El presidente de extrema derecha, que más de una vez desestimó el Covid-19 como una "gripe miserable" y un engaño, despidió a dos ministros de salud en el espacio de un mes después de chocar con ellos sobre el enfoque de la crisis y criticó a alcaldes y gobernadores estatales.

"Quien piense que esto es 'fake news', que es una cuestión política, nos equivocamos", dijo en la playa el taxista carioca Marcio Antonio do Nascimento Silva este sábado. "Este es Hugo, mi hijo de 25 años. No era un político. Era un ciudadano, era una persona que murió de Covid-19".

Las cruces fueron erigidas frente al histórico Palacio de Copacabana, considerado uno de los tesoros arquitectónicos de Río de Janeiro.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: