compartir en:

Kabul.-Debido a la violencia en Afganistán, el número de civiles que han fallecido alcanzó los niveles récord en los primeros meses de este año, informó  la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

Durante los primeros meses de este año, fallecieron mil 692, la mayoría por ataques y atentados suicidas de grupos extremistas.

Este domingo la UNAMA publicó un informe en el que asegura que la cifra de civiles fallecidos entre el 1 de enero y el 30 de junio pasado es el más alto para el mismo período desde 2009 y representan un aumento de 1.0 por ciento en relación a 2017.

El informe también indica que al menos tres mil 430 personas resultaron heridas durante los primeros seis meses de 2018, 5.0 por ciento menos, respecto al mismo periodo del año anterior.

En tanto, el reporte de muertes de niños arroja que hubo un total de mil 355 bajas, de las cuales 363 fueron muertes y 992 heridos, una disminución del 15.0 por ciento en comparación con el mismo período de 2017.

La UNAMA destacó que el número récord de civiles muertos se alcanzó pese al cese al fuego pactado entre el gobierno afgano y el movimiento fundamentalista del Talibán durante las festividades Eid al-Fit, que marcan el fin del mes sagrado del Ramadán.

LAS PROVINCIAS MÁS VIOLENTAS

Las provincias Nangarhar, Faryab, Helmand y Kandahar y la capital afgana, Kabul, fueron los sitios donde más actos de violencia y atentados ocasionaron la vida de civiles.

La UNAMA llamó a las partes involucrados en el conflicto a que aumenten sus esfuerzos por proteger a la población civil y las alentó a trabajar para llegar a un arreglo pacífico.

 

msc

TAGS EN ESTA NOTA: