La tarde de este lunes, mediante una conferencia de prensa y un video presentado a los medios de comunicación convocados, la Fiscalía de Jalisco confirmó la muerte de Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años; Daniel Díaz, de 20 años y Marco Ávalos, también de 20, todos estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales, ubicada en la entidad antes mencionada.

Asimismo, se informó de la detención de dos de los ocho sujetos vinculados al crimen y además ligados al Cartel de Jalisco Nueva Generación, por lo que fueron puestos a disposición del Ministerio Público la madrugada del pasado 22 de abril y así dar inicio al proceso legal correspondiente.

El video presentado a medios, incluía fotografías donde se detalló sobre los inmuebles asegurados, armamento y una serie de elementos químicos y tinacos sisterna que los criminales utilizaron para deshacerse de la evidencia.

“Fueron trasladados a la casa dos para mantenerlos cautivos y privarlos de la vida”, relataba el video presentado por la Fiscalía estatal.

Con base en la investigación realizada por las autoridades estatales y federales, se supo que los jóvenes realizaban trabajos escolares en las inmediaciones de una finca vigilada por la banda criminal, pues al momento de los hechos, se esperaba la llegada de un rival apodado “El Cholo”, a quien se ha identificado como líder de la banda conocida como Cartel Plaza Nueva.

“Sin saberlo, los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo, vigilado por una célula delictiva del Cártel Nueva Generación, contrario al cártel Nueva Plaza, a la que pertenecen Diego y ‘El Cholo’”, afirmaba el video.

Luego de haberlos privado de la libertad, la banda criminal los mantuvo cautivos al interior de una finca, donde uno de ellos perdió la vida a base de golpes durante el interrogatorio que los criminales hicieron a los jóvenes, situación que provocó que ultimaran a los otros dos estudiantes.

"De acuerdo con los indicios encontrados en al menos tres inmuebles, nos hacen deducir que el día 19 (de marzo) los trasladan inmediatamente, en la finca marcada con el número 2 en Lechuza, de acuerdo con las entrevistas, ahí golpean a uno de ellos y lo matan a golpes y tienen que ejecutar a los otros dos”, explicó la dependencia.

Tras el asesinato de los jóvenes, los cuerpos fueron trasladados a otra finca, misma que las autoridades marcaron con el número tres, donde los criminales los disolvieron en una serie de ácidos para eliminar cualquier rastro de evidencia.

Al realizar el cateo al inmueble antes mencionado, autoridades dieron con rastros de sangre que coincidían con la genética de uno de los jóvenes; sin embargo, también dieron con más muestras genéticas que no corresponden a los adolescentes, por lo que se teme que se trate de un modus operandi de la banda criminal.

Luego de llevar a cabo las pruebas correspondientes, peritos de la Fiscalía del Estado, dieron con un total de 20 perfiles encontrados en la finca donde los jóvenes fueron disueltos, mas detallaron que pueden ser de los mismos estudiantes o de los criminales vinculados a este caso.

Por su parte, la Universidad de Medios Audiovisuales no se ha pronunciado al respecto.

LOS HECHOS

La desaparición de los estudiantes fue reportada desde el pasado 19 de marzo y, de acuerdo con información obtenida, los jóvenes fueron secuestrados por un comando armado que se hizo pasar por agentes de la Fiscalía de Jalisco; los estudiantes viajaban en carretera cuando uno de los dos carros en los que viajaban, se descompuso, por lo que se bajaron para dar con el problema, pero ahí fueron interceptados por los criminales.

A un mes de la desaparición de los adolescentes, la Universidad de Medios Audiovisuales convocó a una marcha con el fin de ejercer presión a las autoridades para dar con los responsables, así como para exigir la presentación de los mismos con vida. No obstante, ese mismo día, es decir, el 19 de abril, autoridades estatales reportaron el hallazgo de restos humanos al interior de un predio en Tonalá, situación que supuso se trataba de los jóvenes hasta entonces desaparecidos.

NOTA RELACIONADA: Hallan restos humanos en Tonalá; sospechan son estudiantes desaparecidos

A pesar de haber dado con este hallazgo, José Raúl Rivera, fiscal para Personas Desaparecidas de Jalisco, aseguró que las investigaciones y los cateos no cesarían, ya que una de las premisas de la dependencia es “presumir la vida de todas las personas desaparecidas”.

Cabe destacar que el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, dio a conocer que el gobierno del Estado ofrecía a quien diera con información útil para dar, tanto con los jóvenes como con los responsables, una recompensa que ascendía a un millón de pesos.

Por su parte, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales, difundieron un video donde aseguraron que, tras la desaparición de sus compañeros, no se sentían seguros de salir a las calles.

NOTA RELACIONADA: Estudiantes de Cine de Jalisco difunden video: “no me siento seguro”, advierten 

TAGS EN ESTA NOTA: