compartir en:

Keith Raniere, cabeza del grupo de culto sexual DOS encubierto por la empresa NXIVM, fue declarado culpable de 11 cargos, entre ellos crimen organizado, esclavitud sexual y abuso de menores.

Luego de ser deportado de México al país norteamericano, quien se hacía llamar “el gran gurú”, enfrentó un juicio de seis semanas, durante las cuales se presentaron alrededor de 20 testigos y múltiples pruebas en su contra, como fotografías, mensajes de texto y videos.

El jurado que deliberó en la Corte del Distrito Este de Nueva York demoró alrededor de cuatro horas para llegar a su veredicto, precisó News 10 de la cadena estadunidense de noticias ABC.

El fiscal destacó en sus conclusiones que el grupo de auto-ayuda en realidad operaba como una secta, que lavaba el cerebro a sus miembros y marcaba con un logotipo formado por las iniciales del acusado, a las esclavas sexuales, sólo para el placer de Raniere.

Además, forzaba a sus integrantes a tener relaciones sexuales con el ahora convicto, quien sostuvo encuentros de este tipo con una menor de 15 años de edad e inclusive tomó fotografías explícitas del hecho.

Entre las víctimas de la secta se encuentran tres hermanas mexicanas, quienes fueron violadas y sometidas por Raniere, de ellas, sobresale Daniela, pues, esta joven despertó los celos de Laura Salzman, integrante del primer grupo de Raniere, y por ello y por desobedecerlo, fue encerrada en una habitación por casi dos años.

De los alrededor de 16 mil personas que tomaron cursos impartidos por NXIVM, muchos de los inscritos fueron mexicanos de sectores acomodados que buscaban mantener su condición gracias al "crecimiento de la conciencia" que ofrecía esa empresa.

De Salinas, miembro del consejo de la filial mexicana de NXIVM, trascendió en días recientes un video obtenido por Parlato en el cual se le ve bailando en una fiesta por el cumpleaños de Raniere.

ACV 

(Con información de Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: