Ciudad de México.- Una vez iniciada la “nueva normalidad” en junio pasado, algunos indicadores muestran ciertas mejorías, tal es el caso del incremento de 5.7 millones de personas que se agregaron al segmento de la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo con un informe publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tras presentar la Encuesta Telefónica Ocupación y Empleo (ETOE) referente al sexto mes del año, el organismo señaló que a pesar de ese repunte hay importantes crecimientos de la desocupación y el trabajo informal, ya que de la cifra anterior, se desglosa en 4.8 millones de personas ocupadas y 901 mil sin una plaza laboral formal.

Detalló que en el comparativo mensual la gente con un empleo pasó de 45.5 a 50.2%, lo cual reflejó un avance modesto de 4.7 puntos.

Mientras que la participación laboral que agrupa el total de adultos que trabajan, avanzó de 47.4 a 53.1%; esto significó un alza de 5.7.

La población que se encuentra en situación de subocupación —quienes ofrecen más horas de trabajo ya sea por cuestiones económicas o de tiempo— también cedió de manera significativa, toda vez que bajó de 29.9 a 20.1%; según el Inegi esto implicó que 3.3 millones de trabajadores dejaron de buscar ocupaciones adicionales a la que actualmente tienen.

Pero la desocupación tuvo una subida de 1.3 puntos, luego de pasar de 4.2 a 5.1 por ciento. Aunado esto, el sector informal incrementó de 22.6 millones en mayo a 25.6 millones en junio.

Nota recomendada: Gobierno presentará iniciativa para rendir homenaje a víctimas mortales del Covid

Expertos señalan que estas cifras responden a la reanudación de algunas actividades económicas consideras como esenciales, además de que a causa de los estragos de la pandemia de meses previos esto generó mayor desempleo e informalidad.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: