Abril Luna: En la pandemia también se baila

Foto: Instagram

Por Carlos Meraz

El escritor estadounidense Robert Brault comparó la lúdica y artística expresión dancística con un comportamiento honesto y ejemplar: “Bailar es moverse con la música sin pisar los pies de alguien, muy parecido a la vida”. Tal premisa de la estética y los valores podría corresponder el sentir y actuar de Abril Luna, una bailarina mexicana que en la era pandémica lleva sus coreografías a la gente, con su proyecto “Danzo al pie de tu ventana”.

En tiempos de confinamiento y protocolos sanitarios, donde el arte queda al final de la fila de las llamadas “actividades esenciales”, la egresada del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) optó por buscar espacios para exponer su creatividad e instauró un servicio de “serenatas dancísticas”, presenciales o virtuales, a través de sus redes sociales: @lunamiau en Facebook y @soymiau en Instagram.

“Surgió como una consecuencia de la pandemia, al cerrarse todos los foros de danza, Es un proyecto romántico y amoroso, concebido para el gusto del público que me contrata por las redes sociales.

“Lo que más me piden son canciones con letra, y así he bailado desde Glory box, de Portishead, para un joven afuera de su departamento, hasta Viva la vida, de Coldplay, para una pareja con un hijo en la entrada de su domicilio. También una persona de Costa Rica me contrató para un baile virtual y me dijo que yo seleccionara mi canción favorita, y le bailé Abusey junction, de Kokoroko”, explicó.

Incluso al final, el público puede adquirir Primitiva, un libro objeto de poesía de su autoría, acompañado de un detalle tejido a mano.

ESCAPE CON MUCHACHA PUNK

A sus 30 años recién cumplidos, Abril Luna también da clases de danza contemporánea a reclusas del Centro Federal de Readaptación Social número 16 “CPS Femenil Morelos”, en el municipio e Coatlán del Río, Morelos.

“Cuando estaba la pandemia pensé en el lugar más olvidado para el arte y me volví voluntaria en este reclusorio femenil, donde desde octubre doy clases los martes y jueves, y las internas están felices pues encuentran en la danza un escape a su dura realidad”, precisó.

Parafraseando el título del emblemático cuento del escritor argentino Rodolfo Fogwill, Abril Luna además es una muchacha punk, como bajista de la banda Las Fonkin Biches y también de la alienación surf Voodoo Ones.

Como sentenciara el mánager de los Sex Pistols, el británico Malcolm McLaren: “El punk rock es capaz de extraer belleza de la fealdad”.

Edictos