compartir en:

Hawái.- El último caracol terrestre de la especie Achatinella apexfulva que vivía en la isla hawaiana murió hace dos semanas, lo que le da la denominación de extinto a este tipo de invertebrado; además, es oficialmente el primer animal en desaparecer del 2019.

El caracol, que fue bautizado como George, en honor a la última tortuga gigante de las islas Galápagos, vivió por 14 años en solitario, pues a pesar de que era hermafrodita, no pudo reproducirse a falta de un compañero.

George era parte de una de las 750 especie de caracoles terrestres que habitan Hawái y fue la primera en ser descubierta; pero la belleza de su concha cautivó a los habitantes al grado de que ocuparon para hacer collares, acción que terminó por acabar con gran parte de ellos.

Según el Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawái, en 1997 quedaban solamente 10 ejemplares de Achatinella apexfulva, por lo que fueron llevados a un laboratorio de la Universidad de Hawái para ser criados en cautiverio.

Con el tiempo, nacieron algunos caracoles, pero murieron todos en 2011, salvo George que fue descrito como un animalito tímido, ya que tuvieron que pasar 10 años para que saliera de su concha y pudieran verlo.

Por suerte, hay una pequeña esperanza para que la especie sea recuperada, pues los investigadores enviaron muestras de su piel al zoológico de San Diego para que en algunos años, se puedan ver nuevos caracoles de este tipo.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: