compartir en:

Ante el creciente número de migrantes que intentan ingresar ilegalmente a Estados Unidos desde México, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) del país norteamericano, solicitó mil soldados de la Guardia Nacional para apoyar a la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en Texas.

La petición para que los efectivos ayuden en tareas de detención y de control de entradas, fue realizada el miércoles, y aún no hay respuesta por parte del pentágono.

De acuerdo con información de AFP, se prevé que los miembros de la Guardia Nacional de Texas ayuden a administrar los centros de migrantes adultos en las ciudades de Donna, al este de la frontera con México, y de Tornillo, en el centro de la frontera.

Además, la solicitud plantea que los soldados colaboren en los aeropuertos de El Paso y Laredo.

ACV

TAGS EN ESTA NOTA: