compartir en:

Miami.- Autoridades meteorológicas de Estados Unidos alertaron a los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia sobre los efectos del huracán Florence, del cual se espera que a media semana toque tierra como categoría 4. 

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami indicó que Florence podría entrar a tierra el próximo jueves. Por la mañana de este lunes aumentó su poder a categoría 4, con vientos de 195 kilómetros por hora, mientras continúa su paso rumbo a la Costa Este de Estados Unidos. 

“Se espera que Florence permanezca como un huracán extremadamente peligroso hasta el jueves”, dijo el CNH.  

El meteorólogo de AccuWeather, Brett Rossi, advirtió que el terreno en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia ya está saturado por las recientes lluvias y que los ríos ya se encuentran altos por lo que la tormenta cuando se mueva lentamente agravará la situación. 

"Florence podría arrojar un pie (30 centímetros) de lluvia en lugares que no lo pueden soportar, lo que provocaría una situación de inundación muy aterradora en algunas áreas", dijo Rossi al diario Usa Today. 

Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur han declarado estados de emergencia ante la tormenta. El gobernador Ralph Northam dijo que la Guardia Nacional de Virginia, la policía estatal y otras agencias estatales ya han comenzado los preparativos. 

"Hay que planear para lo peor orando por lo mejor. Ahora es el momento para que su familia se prepare y esté al tanto de más actualizaciones", dijo el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster. 

Florence es uno de los tres huracanes que merodean en el Océano Atlántico, junto con Helene e Isaac. Se pronostica que Helene girará hacia el norte lejos de tierra más adelante, mientras que Isaac representará una amenaza real para el Caribe a finales de la presente semana. 

Florence amenaza a Estados Unidos en momentos en que Florida cumple un año de la devastación que causó el huracán Irma, que costó al estado 1.5 mil millones de dólares en gastos de visitantes y 1.8 millones de visitantes. 

La parte más afectada fue el condado de Monroe, que incluye Key West y los otros cayos en la cadena de islas. Pero funcionarios de hoteles y turismo dicen que el estado se está recuperando. 

TAGS EN ESTA NOTA: