Ciudad de México.- En la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), investigadores desarrollaron caretas con tecnología de impresión 3D, de las cuales hasta el momento han donado 200 a personal médico.

El coordinador del proyecto, Sergio Dávila Urrutia, detalló que para la elaboración de las caretas primero se formuló un modelo 3D en los programas Autocad.

Posteriormente, pasarlo a otro de impresión 3D, cargar el material y la impresora depositará el plástico por capas hasta que la pieza quede construida en alrededor de una hora y en un promedio de 10 al día.

NOTA RELACIONADA: PAN presentará denuncia contra López-Gatell por violencia de género

En otro proyecto, se entregaron 10 adaptadores para respiradores a un hospital de ginecología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México.

 “No existe en el mercado y, al igual que las caretas, se hizo con la tecnología de impresión 3D con capacidad de conectarse a un sistema de respiración, porque algunos médicos han comprado esnórquel (para buceo) y buscan la manera de modificarlos para emplearlos en el quirófano y protegerse”, declaró el investigador. 

NOTA RELACIONADA: “Un triste acontecimiento”: Trump se pronuncia sobre los más de 100 mil decesos en EU

Si bien tanto las máscaras como los adaptadores de respiradores se utiliza PLA (biopolímero a partir de ácido láctico) y PET, el académico indicó que ante la grande demanda en ambos casos la materia prima comienza a escasear.

TAGS EN ESTA NOTA: