EFE

CIUDAD DE MÉXICO.- El argentino Andrés Lillini, entrenador de los Pumas, destacó la valentía de su equipo para empatar a 1-1 ante el Necaxa en la duodécima jornada del Guardianes 2020, a pesar de jugar con un jugador menos desde el minuto 13.

"Destaco la valentía del grupo, es un equipo valiente que a veces lo hace de una forma adecuada, otras no, pero nunca deja ir al frente. Hoy se nos presentó un partido difícil, nadie planifica quedarse en los primeros minutos con un jugador menos", dijo en rueda de prensa.

Los Pumas sufrieron la expulsión del argentino Favio Álvarez en el minuto 13 y en el tiro libre de la falta del sudamericano, el Necaxa se adelantó en el partido, pero los felinos no bajaron los brazos y en el segundo tiempo consiguieron el empate con un gol del argentino Juan Ignacio Dinenno en el minuto 74.

Lillini, quien tiene a los felinos en el tercer lugar de la clasificación, reconoció que siempre pensó en que su equipo podía ganar por ello además de no sacrificar a sus dos delanteros, sumó en la segunda mitad a hombres en el ataque.

"Siempre tuve en la cabeza que el partido lo podíamos ganar, por eso arriesgué con dos delanteros y mandé a la cancha a (el uruguayo) Facundo Waller y Juan Pablo Vigón, que le dieron frescura al equipo en el ataque, hicieron que llegáramos más al área", añadió.

El estratega de 46 años subrayó el aporte de Waller, del que celebró su "buen pie" que le permitió ejecutar dos pelotas paradas de buena forma, una de ellas con la que Vigón asistió a Dinenno para el empate.

"No me gusta empatar de local, sin embargo, el punto nos sirve para no despegarnos de los cuatro puestos de arriba (que dan boletos directos a la fase final). Sirve el punto por cómo se dio el partido, por las circunstancias", resaltó.

Waller ingresó al partido en el minuto 67, tras sustituir al paraguayo Juan Iturbe, quien abandonó el terreno de juego enojado, y pateó los objetos que estuvieron enfrente de él.

"Lo de Juan fue la adrenalina y las revoluciones de un futbolista al salir. Nos pidió en el vestuario una disculpa al cuerpo técnico y jugadores, sabemos que no es lindo salir, no lo debe hacer, pero está dentro de lo que es el fútbol; se aceptan las disculpas porque es una persona de bien", comentó Lillini.

El próximo sábado, los Pumas visitarán al América en la decimotercera fecha, equipo con el que tienen su máxima rivalidad en el balompié del país. Para este partido en el que se juegan, además del orgullo, las primeras cuatro posiciones de la clasificación, Lillini tiene aspectos qué mejorar.

"Trataré de no quedarnos con un hombre menos (llevan dos partidos consecutivos con expulsiones), de defender con un mejor control de balón y elegir a los mejores once cada partido", concluyó.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: