Ciudad de México.- Tras cumplirse seis años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador abrió la puerta para que los detenidos por ese caso puedan convertirse en testigos protegidos, dado que "hubo un pacto de silencio" con estos respecto a la investigación.

En su habitual matutina, el mandatario indicó que la idea de este planteamiento es que den a conocer información veraz que permita conocer la verdad sobre lo sucedido por la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014.

“Se han girado órdenes de aprehensión y se está buscando también que los detenidos puedan ser considerados como testigos protegidos, porque hubo como un pacto de silencio, fue de común acuerdo para que no se hablara y hay que romper ese pacto, porque los detenidos están contando lo que sucedió”, acotó López Obrador.

Detalló que los militares involucrados en el tema no están activos y afirmó que ya existen órdenes de aprehensión en su contra, las cuales están pendientes de cumplimentarse.

REITERAN COMPROMISO DE JUSTICIA

Apuntó que el gobierno federal no cejará en el caso, y no porque haya pasado apenas un año más de la desaparición, el asunto se olvida, por lo que este lunes se volvió a comprometer con dar justicia.

López Obrador se comprometió el pasado sábado con los padres y madres de los 43 normalistas a esclarecer los hechos y castigar a los responsables de la desaparición de los estudiantes.

También ofreció una disculpa a nombre del Estado y refirió que "estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado mexicano y por eso ahora se tiene que reparar el daño y aclarar lo que sucedió; entregar buenas cuentas y haber justicia, ese es nuestro compromiso".

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: