El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, aseguró que se va a llevar a cabo  el rastreo de las cámaras de videovigilancia del Centro de Comando y Control (C5), con el fin de esclarecer las declaraciones de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-CDMX) acusados por la detención arbitraria de Marco Antonio Sánchez.

En conferencia de prensa, el mandatario capitalino indicó que el C5 tiene una parte muy importante en la investigación, debido a que se necesita encontrar los tramos que relatan los agentes respecto a lo ocurrido el pasado 23 de enero.

“El trabajo que está haciendo el C5 es exhaustivo, es de búsqueda, a fin de corroborar o de desacreditar este dicho”, aseguró Mancera.

Añadió que también será investigada la cámara de video de la patrulla, en la que los policías señalados circulaban durante el arresto.

No obstante, destacó que para este proceso la única autoridad que puede confirmar la manipulación de los videos son los peritos, ya que ellos cuentan con la evidencia.

NOTA RELACIONADA: Buscan a uno de implicados en la detención de Marco Antonio

“Todas las pruebas periciales, los únicos que nos lo pueden decir son los peritos, expertos, los que tendrán que ver si funcionaban, si no funcionaban. No se pueden manipular o no se deben manipular, en teoría, no debe caber manipulación, pero esto lo determinarán los peritos que están interviniendo en la indagatoria”, mencionó.

Con respeto al futuro de los implicados en el caso, Mancera informó que no puede determinarse si no se han esclarecido las confesiones de los cuatro implicados, sin embargo no descarta mantener el apoyo en las autoridades cuando sea requerido.

Consulta las delcaraciones del jefe de Gobierno en el minuto 27:02: 

DETECTAN IRREGULARIDADES EN LA INVESTIGACIÓN

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reveló ayer la serie de irregularidades sobre el caso de Marco Antonio Sánchez, donde comunicó la manipulación del video de la patrulla, así como una falta por ocultar la detención a sus superiores por parte de los cuatro elementos de la Policía.

La investigación reveló que los policías Ubiel Mora Gallardo y Ricardo de la Rosa Guzmán, taparon la cámara de la patrulla MX805PI en donde fue subido el menor, por lo que las declaraciones de los acusados no pueden ser aceptadas.

Hasta el momento, Ubiel Mora es el único oficial que no se ha presentado a declarar, por lo que cuenta con una orden de presentación por detención arbitraria en contra del menor, así como por las agresiones ocasionadas. Los otros dos elementos ya se presentaron a dar declaraciones, sólo falta un agente que se presente a declarar.

TAGS EN ESTA NOTA: