compartir en:

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, denunció hoy ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), el vínculo entre el gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro con el insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los disidentes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ante la sesión del Consejo Permanente de la OEA, celebrada en Washington, Estados Unidos, el canciller presentó mapas y datos de presuntas reuniones entre grupos terroristas y altos mandos del chavismo en Venezuela, reportó Blu Radio.

Holmes Trujillo resaltó que Maduro llamó “líderes de paz” a alias "Iván Márquez" y "El Paisa", días antes que un grupo de disidentes de las extintas FARC anunció a través de un video que retomaba las armas.

Respecto a la protección del gobierno de Maduro a la disidencia de las FARC, liderada por “Iván Márquez”, el ministro colombiano aseguró que los encuentros en los que se planeó el levantamiento de armas se realizaron en territorio venezolano.

Indicó que la declaración de “Iván Márquez”,  y de “Jesús Santrich” sobre la fundación de un nuevo grupo narcoterrorista “responde a las actividades que este grupo adelanta con las facciones del régimen venezolano. Desde hace por lo menos un año, alias ‘Márquez’ y alias ‘Rodrigo Granda’ mantenían reuniones clandestinas en Venezuela”, afirmó.

Señaló los detalles que tienen en común las reuniones donde se planeó la manera de denunciar el supuesto incumplimiento del gobierno colombiano y recuperar bienes de FARC en Venezuela.

Según el canciller, se llevaron a cabo encuentros con actores afines al proyecto de radicalización del régimen como Tareck El Aissami y Néstor Reverol.

Luego indicó que hubo al menos dos reuniones una celebrada el 20 de agosto en la isla La Orchila, en la que participó alias “Romaña”, y se planearon los mecanismos para responder ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

Otra reunión se realizó en el estado Apure, en la que habrían participado alias “Grannobles”, “Luis Toloza” y “Pablito”, y en ella se detalló la propuesta del Bloque Político de la Izquierda Latinoamericana y el apoyo al movimiento de tropas y entrenamiento a milicias del ELN”.

Holmes Trujillo mostró un mapa de la frontera entre Colombia y Venezuela y las zonas específicas del país vecino donde presuntamente operan los diferentes frentes del ELN.

Denunció que el ELN se coordina con los colectivos chavistas en la frontera, y aseguró que ahora se trata de un “ELN más posesionado en territorio venezolano, con la protección del régimen, genera nuevos elementos de inseguridad a la paz y estabilidad de la región”.

Cifró en dos mil 404, el número de hombres en armas de esta guerrilla, de ellos unos mil 43 están en Venezuela, lo que representa un 43 por ciento del total.

Luego indicó que el llamado Frente de Guerra Norte tiene 10 zonas de campamentos en Zulia y Serranía del Perijá; el Frente de Guerra Oriental tiene 20 zonas en Apure, Bolívar y Amazonas, y el Frente de Guerra Nororiental tiene 20 zonas campamentarias en Táchira.

Nota recomendada: Científicos hallan vapor de agua en exoplaneta similar a la Tierra

El canciller argumentó ante la OEA que presenta estas denuncias en busca de legalidad para combatir el crimen y todas las formas de terrorismo.

“Colombia viene a pedir que saquemos adelante todas las medidas de cooperación para combatir el terrorismo, en momentos en que se inicia un grupo narcoterrorista que tiene el apoyo del régimen de Venezuela”, subrayó el ministro.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: