Banxico podría reducir la tasa de interés en junio de este año

Banxico tasa interes Rodriguez Ceja

Redacción

Ciudad de México.- Para la Junta de Gobierno del próximo 27 de junio, el Banco de México (Banxico) discutirá la posibilidad de reanudar los recortes a la tasa de interés, la cual se encuentra actualmente en 11%, tras su rebaja del máximo histórico de 11.25% aplicada en marzo pasado y ratificada la semana anterior por los cinco miembros de este organismo rector de la economía nacional.

Además, la contracción de marzo pasado es la primera que aplica el banco central luego de que comenzó con su ciclo alcista en junio de 2021, justo en plena pandemia de Covid-19. 

Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del Banxico, mencionó que la entidad procedería gradualmente con nuevos recortes, teniendo en cuenta los datos disponibles y las perspectivas de inflación, puesto que admitió que persisten desafíos y riesgos.

El jueves pasado, por segundo mes consecutivo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se aceleró, por lo que culminó abril pasado a tasa interanual en 4.65%, ello tras venir de un 4.42% logrado en marzo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con ello, la inflación continúa fuera del rango objetivo permanente del Banxico, el cual es de 3% +/-1 punto porcentual —suma 38 meses que no está en este nivel—. 

“Ante el avance que hemos observado en el proceso desinflacionario, estamos previendo que podemos continuar con esta discusión de realizar ajustes adicionales a la tasa de referencia”, declaró Rodríguez Ceja a Reuters.

No obstante, el 9 de mayo pasado, Banxico revisó al alza sus pronósticos de inflación general y subyacente para los siguientes seis trimestres, por lo que un descenso a la tasa de interés se torna difícil.

DESINFLACIÓN NO ESTÁ DETENIDA

Ante este panorama, Rodríguez Ceja subrayó a la agencia británica, que el nuevo pronóstico no debe interpretarse en el sentido de que el proceso desinflacionario se ha detenido, puesto que manifestó que sólo que será más gradual de lo que se pensaba anteriormente.

“El comportamiento del peso ha sido resiliente en comparación con otras economías emergentes y, por supuesto, los fundamentos económicos de nuestro país han contribuido a ello, así como la postura monetaria que ha adoptado Banco de México”, apuntó.

IMCM