López Obrador se pone a las órdenes en Dos Bocas si necesitan un líder

Foto: Cuartoscuro

Redacción / EFE

Ciudad de México.- Un día después de la represión contra empleados de la empresa Ica Flour que se fueron a paro laboral en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, para exigir mejoras salariales y de trabajo, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que espera que este asunto sea “algo aislado” y ofreció su ayuda para fungir como dirigente si es que andan en busca de uno.

“Yo espero que lo de Dos Bocas sea algo aislado y pedirles a los dirigentes que ayuden y a los trabajadores que no se dejen manipular, que no se dejen utilizar. Que si quieren un dirigente que les ayude, estoy a las órdenes de ellos”, expresó en su matutina de este jueves.

López Obrador descartó que haya "mano negra" desde el extranjero para detener las obras de su proyecto insignia.

"No creo que haya mano negra para parar la refinería porque no quieran en el extranjero que se produzcan las gasolinas en México", destacó.

Al respecto, aseguró que los sindicatos CTM y CATEM están buscando administrar o representar a los trabajadores de Dos Bocas y “tener injerencia en el contrato colectivo, siempre hay eso”.

Mencionó que antes había pugnas muy fuertes “incluso sindicatos tenían guardias blancas, grupos de choque. Aquí en la construcción del aeropuerto de Texcoco había un sindicato que era todo poderoso porque se lo permitían, compraba los cerros”, subrayó.

EVITA HABLAR DE LA REPRESIÓN

Ayer, un choque entre policías antimotines y empleados que mantienen una huelga desde el pasado martes en ese sitio, dejó según autoridades federales tres heridos.

En ese sentido, el mandatario aseguró que tiene información de que a los trabajadores "se les está pagando lo justo y tienen otras prestaciones".

Respecto a los comentarios del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, quien vía redes sociales escribió que “Acusan que murió un trabajador de ICA en Dos Bocas” posteando una nota del periódico Reforma, López Obrador le contestó que tiene "demasiado apego al poder".

Del mismo modo respondió al mensaje del exmandatario Vicente Fox Quesada, quien catalogó el acto como “un gobierno REPRESOR”. A ello López Obrador apuntó “¿Qué estarán pensando los que votaron por Fox y Calderón?”.

IMCM

Edictos