María Elena Ríos denunciará ante la FGR a Alejandro Murat

Redacción

Ciudad de México.- La saxofonista María Elena Ríos, quien fue víctima de un ataque con ácido en 2019, detalló que denunciará ante la Fiscalía General de la República (FGR) al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, por violencia de género, institucional y económica, debido a que le condicionó recursos para sus tratamientos médicos y sigue sin haber justicia por su caso.

En conferencia de prensa, la activista señaló que le notificaron que le reducirán el esquema de protección, por lo que teme por la seguridad de ella y su familia.

Alejandro Murat le vale mi exigencia de justicia. Además de que protege a mi agresor. Nunca le importó nuestro estado, sólo robó junto a su esposa todos los recursos públicos. A mí me han negado los tratamientos y me los han condicionado, hasta el día de hoy me debe más de 150 mil pesos (…) eso no es nada en comparación con todo el saqueo que se llevó Murat de Oaxaca”, dijo.

Asimismo, mencionó que, hasta el momento, tampoco ha recibido la disculpa pública por parte de Murat, luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recomendará dicha solicitud.

Él se había comprometido, pero hasta que la titular de la CNDH (…) estuviera presente en la disculpa él la haría, por lo que se ha pospuesto”, dijo.

Dicha recomendación de la CNDH, Murat la programó para el 28 de noviembre, con la condición de que estuviera presente Rosario Piedra Ibarra, pero el mandatario incumplió su responsabilidad pese a que mañana dejará su cargo.

Es imperdonable que, siendo sobreviviente de feminicidio, a unos días de terminar el periodo del gobernador de Oaxaca, no ha cumplido, ni tiene claridad decirnos cuándo va a dar la disculpa pública, que no es un favor, es una obligación producto de una recomendación emitida por la CNDH”, dijo Diana Cristal González, abogada de la saxofonista.

Además, la litigante acusó que, pese a que el intento de feminicidio de María Elena Ríos cumple los requisitos para que sea atraído por la FGR, esto no ha ocurrido.

Por su parte, la saxofonista expresó que tras ser violentada y revictimizada de todas las maneras posibles, una disculpa pública es lo mínimo que merece.

Mínimo lo que merezco y no solamente lo que yo merezca, porque si una disculpa pública me devolviera mi piel, si una disculpa pública detuviera a mis agresores y los sentenciara, pues que me den la disculpa pública. (…) una disculpa pública redignifica la vida de las mujeres, esta permite aceptar y reconocer que Oaxaca es un estado feminicida”, manifestó.

Por otra parte, acusó que José Antonio Vera Hernández, hijo del exdiputado del mismo nombre y señalado de ser su agresor, no ha sido detenido porque existe un pacto.

Juan Antonio Vera Hernández sigue libre, yo lo he visto, no lo han querido detener porque existe un pacto”, lamentó.

Edictos