México.-Felicitas no tenía contactó con su hijo desde octubre de 2019, por lo que inició una búsqueda para dar con su paradero. El pasado 14 de enero un cuerpo sin vida, con características similares a las de su hijo, fue hallado junto al río Yautepec, en Morelos; la familia lo reclamó y sin llevar a cabo el protocolo necesario de identificación, autoridades de Morelos se los entregaron.

La familia lloró la muerte de Jonathan y enterró el que se suponía era su cadáver, el cual no pudieron ver debido a que la Fiscalía Regional, localizada en Cuautla, no les permitió revisar el cuerpo completo a los hijos de la mujer y caja con el occiso se las entregaron sellada.

Luego de esto, el 1 de febrero, la mujer se enteró de que su hijo estaba vivo, y se encontraba anexado en un centro de adicciones.

Lo anterior ha causado gran polémica, debido a que se acusa a las autoridades de Morelos de no haber llevado a cabo el protocolo para identificar al occiso, lo que ocasionó que otra persona, quien murió debido a un infarto, continúe sin ser identificada y haya sido sepultado ilegalmente.

Nota recomendada: SSN registra enjambre sísmico en Michoacán

Este grave error, deberá ser remendado por la Fiscalía General del Estado, dependencia que deberá poner una queja de oficio en contra de la Fiscalía de Oriente e iniciar el proceso civil penal.

Por su parte, Felicitas también tendrá que realizar trámites para regularizar la situación de su hijo, tales como cancelar el acta de defunción y exhumar el cuerpo que fue enterrado.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: