compartir en:

Ciudad del Vaticano.- Ante la ola de escándalos que enfrenta la Iglesia Católica y acusaciones en su contra de encubrir a un cardenal pederasta, el Papa Francisco afirmó que ante los “perros salvajes” que buscan el escándalo, la actitud debe ser de silencio y oración. 

Durante el sermón de la misa privada matutina de este lunes, el sumo pontífice se pronunció por la sencillez contra “el padre de la mentira, el acusador, el diablo”, que actúa “para destruir la unidad de una familia” o “de un pueblo”. 

Francisco destacó la forma en que Jesús enfrentó la “jauría de perros salvajes” que eran sus críticos, quienes no razonaban, sino que gritaban y él, pasando en medio, se fue venciéndolos con el silencio. 

“Con su silencio Jesús vence a los perros salvajes, al diablo que había sembrado la mentira. Su comportamiento nos lleva a reflexionar sobre cómo actuar en la vida cotidiana cuando se crean situaciones incómodas”, advirtió. 

Precisó que “la verdad es humilde, la verdad es silenciosa, la verdad no es ruidosa. Con las personas que buscan solamente el escándalo, que buscan solo la división, el único camino a transitar es el silencio”. 

El Papa justamente apeló al silencio ante las acusaciones de Carlo María Viganó, exembajador papal en Estados Unidos, quien desató un escándalo en la Iglesia acusándolo de proteger al cardenal abusador Theodore McCarrick y pidiéndole abiertamente la renuncia. 

TAGS EN ESTA NOTA: