compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a un error de etiquetado dos tiendas de autoservicio, una en Durango y otra en la Ciudad de México (CDMX) se vieron obligadas a vender pantallas mucho más baratas de su precio original, informó el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheeld.

El primer caso se dio en una tienda Walmart de la alcaldía Azcapozalco, la cual sin estar includo en El Buen Fin, tuvo que vender siete pantallas en 2 mil 400 pesos, cuando en realidad tenían un precio de 24 mil pesos, por un error del personal.

Mientras que, un caso similar ocurrió en Durango, en una tienda de autoservicio, pues en lugar de escribir tres mil 300, en la etiqueta decía 3.30 pesos, por lo que la Profeco intervino para que se le vendiera al consumidor una pantalla a ese precio.

Nota recomendada: VIDEO: Cártel del Noreste persigue a familia tras cruzar frontera EU-México

Por lo anterior, el procurador exhortó a revisar a las etiquetas e indicadores de precios para evitar marcar un producto con un precio por abajo del real.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: