GUERRERO.- En un acto de desesperación para frenar la violencia que se vive en Chilapa, Guerrero, la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC) ha decidido reclutar menores de edad para realizar tareas de seguridad. 

El miércoles pasado, la CRAC- PC presentó a 19 menores de entre siete y 16 años como sus nuevos integrantes, los cuales portaban armas de fuego y otros instrumentos de la corporación.

Ante el hecho, la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), rechazó de manera contundente el involucramiento de niños en estas tareas, pues ponen en riesgo su desarrollo, integridad física y su vida.

Mediante un comunicado, la CDHEG señaló que no comparte dicha determinación y exhortó a que se abstengan de reclutar a niñas, niños y adolescentes como policías comunitarios.

"Hemos observado en medios de comunicación la exhibición de un número indeterminado de niños y niñas portando armas de fuego y otros instrumentos que las simulan, exponiéndolos a los riesgos que ello implica, con un presunto adiestramiento en el crucero de Alcozacán, municipio de Chilapa de Álvarez.

Por ello, la CDHEG hace un llamado a los integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Ciudadanas-Pueblos Originarios (CRAC-PC) a respetar los derechos de las niñas, niños y adolescentes", señala la misiva.

Nota recomendada: Acusan privatización en abasto de fármacos de institutos de salud

Al respecto, el fundador y vocero de la CRAC-PC, Gonzalo Molina González explicó no se trata de un reclutamiento forzoso y reitero que los derechos de la infancia se deben de respetar.

Sin embargo, mencionó que no puede decir si en este caso, se están respetando estos derechos porque cada casa de la CRAC-PC es autónoma e independiente.

Asimismo, calificó esta acción como un llamamiento al Estado, pues es su responsabilidad al no dar seguridad a los pueblos y al permitir que se generen los grupos delincuenciales que amedrentan y despojan a la población.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: