compartir en:

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello salió sorteado como funcionario de casilla para las próximas elecciones del 1 de julio, por lo que se sintió congratulado pero expresó que le “habría encantado” participar; sin embargo, dijo que tendría que excusarse.

Tras darse a conocer que los nacidos en febrero y marzo sería miembros de la mesa directiva para contabilizar los votos de la elección, Córdova resultó electo al haber nacido el 6 de febrero.

“En estos días varios ciudadanos, estos 11.6 millones de ciudadanos seremos notificados, y digo seremos porque ya me comentaron que fui insaculado, lamentablemente creo que no voy a poder, tengo una causa legal e incluso diría constitucional para excusarme”, dijo Córdova

Durante un taller en materia electoral con los medio de comunicación, Córdova Vianello explicó que los ciudadanos son los quienes cuentan los votos, pues los funcionarios de la mesa directiva cambian en cada elección, tomando como base el mes de nacimiento y letra del alfabeto con que inicia el apellido. 

Los Capacitadores Asistentes Electorales (CAE) son los encargados de visitar a los ciudadanos que resultaron electos para participar en las casillas, por ello detalló que uno de estos visitadores llegarán a su domicilio para hacerle la invitación; sin embargo, él tendrá que explicarles por qué no podrá fungir como funcionario de casilla.

 “Espero ansioso la visita del CAE, veré la enjundia con la que el CAE intenta convencerme, aunque tendré que disculparme porque voy a tener que presidir el Consejo General por mandato de ley el primero de julio”, declaró Córdova.

TAGS EN ESTA NOTA: