compartir en:

Moscú.- El Centro Ruso para la Reconciliación Siria denunció la llegada que grupos de filmaciones de Estados Unidos y Medio Oriente a la provincia siria de Idlib con la intención de orquestar un “montaje” de ataques químicos para implicar al gobierno de Siria. 

A través de un comunicado, el organismo reveló que los equipos de televisión arribaron desde temprana hora para rodar la “farsa”. 

“Según informaciones recibidas de pobladores de la provincia Idlib, en estos momentos en el poblado de Jisr al-Shughur se llevan a cabo grabaciones del supuesto uso de armas químicas por parte del Ejército sirio contra la población civil", destacó la declaración, según reporte de la agencia informativa Sputnik. 

Alertó que las grabaciones del ataque falso serían entregadas hoy a las redacciones de los medios de comunicación para ser difundidas en el mundo. 

"La trama prevé la grabación de tomas escenificadas que muestran a 'activistas' de la Defensa Civil "White Helmets" (Cascos Blancos) 'ayudando' a los residentes de Jisr al-Shughur, después de que supuestamente el Ejército sirio usó las llamadas bombas de barril con sustancias venenosas", explicó el Centro. 

No es la primera vez que una entidad rusa lanza acusaciones de montaje. El pasado 7 abril, el mundo se estremeció con un presunto ataque químico en Duma, Siria. Los videos difundidos sobre este hecho mostraban a gente horrorizada y a decenas de niños que eran atendidos en hospitales. El régimen de Bashar al Asad, respaldado por Rusia e Irán, rechazó cualquier recurso a las armas químicas y acusó a los rebeldes de "fabricar" el ataque, en tanto que Estados Unidos y Francia dijeron tener pruebas del ataque y, junto con el Reino Unido, bombardearon territorio sirio. 

TAGS EN ESTA NOTA: