compartir en:

CALIFORNIA.- Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió el sur de California este viernes, esto a menos de 48 horas después de que otro sismo de magnitud 6.4 golpeara la misma área.

El sismo ocurrió a las 8:16 p.m de anoche, como parte de un serie de terremotos en el valle de Searles, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El foco sísmico estuvo localizado a 0.9 km de profundidad y el epicentro estuvo ubicado a 17 kilómetros al norte-noreste de Ridgecrest, en el sur de California.

El Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles informó que hubo una sacudida pero no se registra ningún daño. El temblor se sintió en Las Vegas, como el terremoto del día anterior.

En tanto, autoridades locales comunicaron que hasta el momento no reportan fallecidos, aunque si se reportaron algunas personas heridas y casas incendiadas por fugas de gas.

Lucy Jones, una sismóloga del Instituto de Tecnología de California y ex asesora científica del Servicio Geológico, tuiteó que el terremoto del jueves fue un llamado "foreshock", un gran terremoto que puede derivar a uno mayor y que el del viernes en la noche, el "mainshock"procede del mismo sistema de fallas que el anterior, un sistema muy energético y activo.

Las autoridades no descartan más réplicas, aunque señalan que las posibilidades de que ocurra uno igual o mayor que el de 7.1 son de solo un 10%. El gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que ha activado el centro estatal de operaciones de emergencia a su nivel más alto.

El terremoto del jueves, centrado cerca de Ridgecrest, a 241 kilómetros al norte de Los Ángeles, fue el más fuerte en el sur de California en casi 20 años, lo que llevó al alcalde de una ciudad y luego al gobernador a declarar el estado de emergencia del área.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: