compartir en:

Tras el escándalo de racismo, Starbucks informó que el 29 de mayo los ocho mil establecimientos que tienen en Estados Unidos cerrarán, para capacitar a sus empleados por las acusaciones que ha recibido la compañía.  

La capacitación de prejuicio racial se dará 175 mil trabajadores, y está diseñado para promover la inclusión y prevenir la discriminación racial.  

Esto, se da después del escándalo que provocó el arresto de dos hombres afroamericanos, que esperaban a un amigo en un Starbucks de Filadelfia; después de que el gerente de la tienda llamará a la policía sin razón aparente, la semana pasada.  

Los dos hombres no habían consumido nada y se encontraban sentados, cuando la policía llegó y los arrestaron por petición de los empleados de la sucursal. 

En enero otro incidente ocurrió en Torrance, California, donde empleados de Starbucks le negaron la llave del baño a un hombre afroamericano, porque no había consumido en el local; sin embargo, el acceso al sanitario no le fue negado a un hombre anglosajón que se encontraba en la misma situación.  

El gerente general de Starbucks, Kevin Johnson, declaró que están buscando una solución a lo que ocurrió en Filadelfia, y aseguró que la capacitación es sólo un paso de todo lo que harán.  

"Pasé los últimos días en Filadelfia con mi equipo de liderazgo escuchando a la comunidad, aprendiendo lo que hicimos mal y los pasos que debemos seguir para solucionarlo". 

 "Cerrar nuestras tiendas para capacitación sobre prejuicios raciales es sólo un paso en un viaje que requiere dedicación de todos los niveles de nuestra empresa y asociaciones en nuestras comunidades locales" 

 
Johnson explicó que la capacitación será dirigida por expertos y que al final el proceso será evaluado por los mismos. Estos son el ex Fiscal General Eric Holder, Sherrilyn Ifill, presidenta del Fondo de Defensa Legal y Educación de NAACP, y Jonathan Greenblatt, director ejecutivo de la Liga Antidifamación.  

Por otra parte, un vocero de Starbucks informó que Johnson se reunió y disculpó con los hombres que fueron arrestados en Filadelfia. De igual manera, aseguraron que el gerente que llamó a la policía ya no trabaja para la empresa.  

TAGS EN ESTA NOTA: