Póker tradicional vs. Razz: Diferencias y similitudes entre las dos modalidades

En la vida, siempre hay que estar preparado. Si te vas de vacaciones a una isla perdida con tus amigos y en vez de días de playa reciben días de lluvia, no temas. Tenemos la solución para que con una inversión mínima, la de un mazo de cartas, tengan diversión para varios días.

Eso sí, para realmente ponerle fin al aburrimiento para siempre hay que conocer todas las modalidades de póker. Hay cinco categorías principales, que forman el acrónimo H.O.R.S.E. (Hold’em, Omaha, Razz, Seven Card-Stud y Eight or Better). En este artículo veremos las reglas para dos de ellas: Texas Hold’em (la más tradicional) y el Razz. Además, conocerás una estrategia razz poker impensada. Vamos ahí.

Texas Hold’em: El que juega Lady Gaga

Si vas a cualquier casino físico u online lo más probable es que te encuentres con esta variedad de póker. En el Texas Hold’em, el de la canción de Lady Gaga, cada jugador está munido de dos cartas que se reciben boca abajo y que se combinan con las cartas comunitarias para hacer juego.

El juego empieza con la “ciegas”, que son apuestas que se hacen antes de conocer las cartas y por ende, antes de saber con qué suerte o mala suerte se cuenta. Una vez realizada la “ciega”, se reparten las cartas individuales y empieza la primera ronda de apuestas.

Las cartas comunitarias se van repartiendo por etapas, con rondas de apuestas intercaladas entre cada paso de descubrimiento. El primer descubrimiento es el flop (tres cartas), luego viene el turn (una carta) y finalmente el river (última carta).

Si uno o más jugadores han llegado hasta el final, se realiza el showdown y se revelan las cartas. El que tenga la combinación más alta, gana.

Póker Razz: De atrás para adelante

Si en el póker habitual las cartas se ordenan por As, figuras y 9 a 2, en el póker Razz es justamente a la inversa. Eso significa que las combinaciones que puedan hacerse estarán determinadas por un valor de cartas totalmente distinto.

En el Razz un par de 6 le gana a un par de Ases. Así como lo escuchaste. Esto quiere decir que la mejor mano en Razz es un 5-4-3-2-A.

Similitudes

Aunque ya con esto nos damos cuenta que los juegos son muy distintos, también es verdad que no deja de ser póker. Esto significa que el Razz es, de la misma manera, un juego de azar que tiene un factor psicológico.

En definitiva, el objetivo es que los rivales actúen a favor nuestro, ya sea apostando alto cuando tenemos una buena mano o retirándose cuando no tenemos nada. De hecho, se cree que el origen del nombre de este juego proviene del término “razzle-dazzle” que en inglés significa alboroto, deslumbre.

Diferencias

Dicho esto, el Razz no se parece demasiado al Texas Hold’em, aunque sí es prácticamente igual al Seven Card Stud. Se reparten siete cartas a entre 2 y 8 jugadores, con las que tienen que formar juego usando combinaciones bajas.

La partida empieza con el Ante obligatorio, tras lo cual cada participante recibe dos cartas ocultas y una mirando para arriba. La que todos ven se llama “carta de puerta”, ya que el jugador que tenga el número más bajo será quien inicie las apuestas.

Las siguientes rondas se llaman “calles”, en cada calle se recibe una carta boca arriba y se abre una ronda de apuestas. Llegada la séptima calle, se reparte boca abajo la última carta y se hace la última ronda de apuestas.

De la misma manera que en el Texas Hold’em, si más de un jugador queda en pie, se hará el showdown. La gran diferencia es que, en este caso, los 

Estrategias para el Razz

Tal como veníamos diciendo, el objetivo para ganar en el Razz es formar una mano que en otras modalidades sería mala o más baja que las de los rivales. Aunque esto sea inverso, las estrategias que se pueden aplicar en el Razz son similares a las de otras modalidades.

Es decir, saber cuándo retirarse es una de las habilidades esenciales. El núcleo o el quid de la cuestión, en cualquier modalidad de póker. De la misma forma, hay que ser como un halcón para observar con atención los movimientos de los demás y leer rápidamente la mesa: identificar a los que son más agresivos y a los que son más tácticos para detectar cuando alguien no está siguiendo sus patrones habituales de juego.

Si estás jugando con amigos, es posible que ya los conozcas y que incluso puedas usar algunos elementos de su personalidad para saber cómo van a reaccionar frente a distintas jugadas.

Dicho todo esto, la verdadera estrategia es ponerle una correa al bankroll. Esto implica tener sumo control sobre el dinero que se apuesta en cada mano e incluso, si se juega en casinos, buscar una progresión en el juego, de mesas de principiantes a avanzadas y no al revés.

Tags