Conoce más sobre la póliza de tu seguro de auto y qué tanto estás protegido

Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México.- Como un papel más en la guantera o como un PDF olvidado entre miles de correos electrónicos es como se suele tratar a una póliza de seguro de auto. Lo cierto es que cuando un imprevisto ocurre se desconoce a qué número marcar, cuál es el proceso que se debe seguir para llamar a un ajustador o, incluso qué se recibirá de la aseguradora. 

Para conocer sobre el tema, expertos de Guros.com, startup de tecnología, comparten una guía básica para entender qué contiene tu póliza de seguro:

¿Quiénes intervienen en el proceso de adquirir un seguro? 

El contratante es quien se compromete a cubrir la prima (el precio que pagas por el seguro); el asegurado es quien recibe la cobertura de la póliza; el conductor es una persona capacitada legalmente para manejar el vehículo con el consentimiento del propietario de la unidad.

Datos del vehículo: 

Los datos que también aparecen como protagonistas en la póliza son los del vehículo. Modelo, marca, serie, placas y número de motor deben registrarse de manera correcta para evitar inconvenientes. Si algún dígito tiene error podría invalidar el servicio. 

Vigencia de póliza:

Los seguros tienen una fecha de inicio y de término, presta atención en la vigencia de tu póliza y renueva a tiempo para mantener protegida a la unidad y sus ocupantes. 

Alcances y restricciones:

En la primera parte (la carátula), incluso antes de decirnos qué cubrirá el seguro, la póliza revela las herramientas para conocer los alcances, exclusiones y restricciones de la misma. A veces, por hacer de la póliza un documento más conciso solamente se comparten los sitios web donde se pueden ver las “letras chiquitas”. No firmes la póliza sin antes consultar y conocer realmente esos detalles. 

Datos de la aseguradora: 

En esta primera parte de tu documento también conocerás la dirección de la aseguradora que contrataste y los datos básicos para contactarlos en caso de siniestro. 

Información de cobertura: 

La decisión más importante en una póliza es el tipo de cobertura. Responsabilidad Civil es la básica, y es aquella que cubre los daños y perjuicios que causes a la salud o a los bienes de otra persona durante un siniestro. Pero, ¿qué pasaría con los gastos de tu vehículo si solamente pagaste este rubro? La respuesta es sencilla: la reparación de tus daños saldría de tu propio bolsillo. Se estima que en promedio, el costo de un accidente es de 24 mil pesos. 

Cobertura de póliza

El dato de qué cubre tu póliza, las sumas que pagarías como deducible o cuánto recibirías como beneficiario si el conductor fallece también se detallan en la póliza. Es momento de revisar si realmente recibirás de tu compañía lo que tienes en mente, o si estás protegido con lo básico.

Edictos