compartir en:

Sevilla.- José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero, los cinco amigos que se hacían llamar “La Manada” en un grupo de WhattsApp y atacaron a una joven en los sanfermines de 2016, ya tienen condena establecida y final.  De nueve a 15 años de pena en prisión para cada uno de ellos más una indemnización de 100 mil euros.  

Por unanimidad, el Tribunal Supremo de Justicia de Navarra, hoy viernes, condenó y detuvo a los cinco jóvenes para ingresar al centro penitenciario de Sevilla, en Mailena del Alcor.  

Este caso marca un hecho histórico donde se establece por fin, los criterios jurídicos para diferenciar el abuso sexual de una violación, que supone el ejercicio de la violencia y la intimidación. 

Después de escuchar en una visita pública a las defensas y acusaciones, el tribunal decidió debocar la primera sentencia, ya que según las pruebas que se mostraron hasta hoy, el delito por abuso sexual no era basto comparado con las evidencias.  

Se cree que la víctima sufrió una situación intimidante que hizo que ella misma adoptara una actitud de sometimiento. “No fue abuso sexual sino una violación múltiple”, dijo el alto tribunal. 

La decisión del supremo no solo atendió al reclamo de las acusaciones de la víctima sino también a los colectivos de mujeres, los juristas y hasta partidos políticos desde el 2018 que se dictó el primer fallo. 

TAGS EN ESTA NOTA: