compartir en:

Después de que un juez de la Corte de Distrito de Washington D. C. ordenó el restablecimiento del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), la Casa Blanca expresó que la decisión sólo será celebrada por criminales.  

Este sería el tercer rechazó judicial contra la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de eliminar el DACA. Está vez la Corte consideró que terminar con el programa es “ilegal”. Los dos fallos anteriores se dieron en la corte de Nueva York y en la de San Francisco. 

Sara Sanders, vocera presidencial, lamentó la decisión que consideró una mala noticia para la seguridad de su país y aseguró que el fallo del juez está totalmente equivocado y alejado de la ley.  

“Este fallo es buena noticia para las organizaciones de contrabandistas y para las redes criminales, y una mala noticia para nuestra seguridad nacional”. 

Sin embargo, el magistrado John Bates, decidió dar al Departamento de Seguridad Interna (DHS) un plazo de 90 días para dar una respuesta a la sentencia, ya que consideró que la decisión original fue “arbitraria y caprichosa”.  

En este nuevo fallo, a diferencia de los dos anteriores, incluye el permiso de que nuevos ilegales nacidos en Estados Unidos se inscribieron en el DACA. Ya que, desde la orden de Trump, los anteriores veredictos sólo permitían la reinscripción de beneficiarios.  

Para Sanders la decisión de conservar el programa DACA sólo es un incentivo para que más indocumentados siguen llegando a suelo norteamericano, por lo que exigió que se hiciera lo que el presidente Trump había ordenado.  

“Es tiempo que el Congreso haga lo que el presidente les ha pedido hacer, y resolver este problema”. 

No obstante, Donald Trump, declaró hace unas semanas que el tema del DACA estaba muerto.  

DACA 

El Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), beneficia a los niños nacidos de padres ilegales en Estados Unidos o que llegaron siendo niños con el permiso de trabajos temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social. 

Fue aprobado en 2012 por el presidente Barack Obama y beneficia alrededor de 690 mil jóvenes indocumentados, de los cuales la mayoría son mexicanos.  

El pasado 5 de septiembre Donald Trump, tomó la determinación de poner fin al programa a partir del 5 de marzo, sin embargo, hasta el momento tres tribunales del país decidieron mantener vigente el DACA.

TAGS EN ESTA NOTA: