Niños de Pompeya pintaban a gladiadores y cazadores en paredes

Pompeya

Roma.- Unos dibujos que representaban gladiadores o cazadores, pintados por niños pequeños con carboncillo en las paredes de un patio en una de las casas de Pompeya, la ciudad destruida por la erupción del Vesubio en el 79 d.C, son el nuevo hallazgo del área arqueológica del sur de Italia.

Los dibujos fueron descubiertos en la casa del Cenáculo, en la ínsula de los 'Castos amantes', y ayudan a comprender mejor la infancia en la época romana y la exposición a formas extremas de violencia, incluidos los niños pequeños (estimados entre 5 y 7 años), explican los investigadores de la zona arqueológica.

En el artículo en el que se describe el hallazgo se explica que "en la antigüedad la sangre derramada en la arena era real" pero "que pocos lo veían como un problema (que lo vieran niños)".

En la ínsula de los 'Castos amantes', donde se produjo el descubrimiento en el marco de un proyecto de restauración, también ha comenzado un proyecto de accesibilidad y ahora se podrá visitar "desde arriba" gracias a un sistema de pasarelas suspendidas.

Además de los dibujos de los niños, para cuyo estudio el parque arqueológico ha iniciado una colaboración con el departamento de neuropsiquiatría infantil de la Universidad Federico II de Nápoles, "se conservan los restos de dos víctimas, una mujer y un hombre, que murieron durante la erupción".

"El recorrido desde las alturas permitirá una visión innovadora y global de toda la ínsula así como de la arquitectura de las casas romanas con la alternancia de diversos ambientes destinados a diferentes usos, desde el productivo al comercial pasando por el residencial, así como la actividad de obra en progreso, con miras a un uso renovado y mejor por parte del público", explicaron en un comunicado. 

EFE