¿Quién manda en la SEGOB?– En términos oficiales y en el papelito, la que manda es Olga Sánchez Cordero. Sin embargo, su nula imagen política o su mismo carácter, hacen pensar que no es la que toma las decisiones en la Secretaría de Gobernación. 

Sánchez Cordero es una de las funcionarias más débiles y con poco peso político dentro del gabinete federal; esto no es nuevo, pues se nota cómo están los ánimos cuando sale ante las cámaras o defiende a su jefe. 

¿Quién es la mujer mas poderosa en estos momentos dentro del gabinete?– Rocío Nahle, secretaria de Energía. 

En sexenios pasados o en los mismos años de López Mateos, Díaz Ordaz o Echeverría; los secretarios de Gobernación eran las máximas figuras después del presidente de la República, se les tenía respeto y hasta miedo. En pocas palabras, eran la mano derecha del presidente en cualquier situación. 

Pareciera que en este gobierno, el presidente López Obrador no le tiene el mas mínimo respeto a su segundo en la estructura de su gabinete. Y vamos, no es una sorpresa que esto sea así, porque en efecto, Andrés Manuel es su propio asesor o el único que se pide consulta a si mismo. 

Olga se encuentra relegada dentro de su propio puesto, porque la operación política la lleva el subsecretario Zoé Robledo y muchas funciones estrictas de gobernación las toma su consejero jurídico, Julio Scherer.

Los rumores dentro de la vieja casona de Bucareli, cuentan que ella misma se siente distanciada de todos los otros funcionarios y relegada de sus tareas principales. Además, no es una novedad que Olga le haya presentado su renuncia al presidente en tres ocasiones; esto entre enero y marzo. 

Por supuesto que la entiendo, pues ser la segunda al mando del país (hipotéticamente) y parecer la última en el gabinete, no es nada “motivante”.

Como se decía en líneas anteriores, el que toma las decisiones políticas es Zóe Robledo, pero si ponemos todo a la realidad, la SEGOB es una de las secretarías que menos aporta al país en estos momentos. SENER, SRE, SHCP y STPS son las dependencias federales que le llevan la delantera a Gobernación.

En Palacio Nacional y dentro de las oficinas más importantes de la presidencia, es donde se lleva la vida política interna de México, porque especialmente, pareciera que Andrés Manuel funge dos puestos: presidente de la República y secretario de Gobernación (pudiera ser Poncho Romo, pero él también se encuentra relegado). 

SEGOB anteriormente tenía control de las caravanas migrantes, su protección y flujo, pero debido a que el presidente tomó la decisión de dejarle ese numerito a Marcelo Ebrard, todo se ha desvanecido poco a poco. 

Sánchez Cordero es la que va a eventos o lugares, los cuales el presidente no quiere ir o prefiere deslindarse de cuestiones electorales. En pocas palabras, le hace el trabajo sucio a López Obrador. 

Se le ve muy rara vez en las mañaneras, y cuando va, sólo le dejan la silla para que esté sentadita y moviendo la cabeza con un “si”. 

Ella es la que firma y tiene control de facto en Bucareli, pero su poder político es nulo. 

La Secretaría de Gobernación dejó de ser una parte decisiva en la política interior mexicana.

¿Cuánto más tiempo durará Olga en su puesto?– No debe pasar de junio o julio. 

 

Imagen de ricardo.ortiz

Ricardo Ortiz Esquivel

Opiniones de política internacional y mexicana.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México