CIUDAD DE MÉXICO.- El caso de Renato Ibarra por violencia familiar y tentativa de feminicidio sufrió una nueva complicación y el jugador ecuatoriano deberá cambiar por segunda ocasión de defensa, luego de que su abogada Paloma Taracena renunció por ‘cuestiones de género’.

El primer representante legal del jugador ecuatoriano fue Mark Pérez, quien decidió no representar a Renato desde la instancia del ministerio público, y fue Paloma Taracena, junto a Julio Delgado e Ignacio Martínez, quienes se presentaron a la primera audiencia, donde la jueza Esperanza Medrano tipificó el delito como ‘violencia familiar agravada y tentativa de feminicidio’.

Trascendió que Taracena habría dejado el caso tras conocer el parte médico de Lucely Estefania Chalá, pareja de Ibarra, y por ‘razones de género’ no podría continuar.

 

“Es un tema delicado en el país las cuestiones de género, me parece que estamos en una situación alarmante para las mujeres, sin embargo no puedo emitir mi opinión personal en este momento, ni si me parece o no exagerado (el cargo de tentativa de feminicidio)”, declaró este domingo Paloma Taracena al salir de la audiencia en el Reclusorio Norte, donde ya daba indicios de que le incomodaba el tema.

La segunda audiencia en la que un juez determinará si Renato es vinculado a proceso tendrá lugar este jueves a las 13:00 horas, de momento todavía con la defensa del abogado Julio Delgado, sin embargo, la familia del extremo del América podría cambiar de representación legal y este marte se haría oficial.  

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: