EFE

CIUDAD DE MÉXICO.- El argentino Andrés Lillini, entrenador interino de los Pumas, admitió que el equipo estaba afectado por la inesperada desvinculación del español Míchel, pero celebró que se haya sobrepuesto para derrotar por 3-2 al Querétaro en la primera jornada del torneo Guardianes 2020.

"El ánimo estaba tocado. La salida de Míchel fue repentina, de un día a otro me tocó asumir este interinato y cuando llegué teníamos tres días para planear un partido, pero este club que merecía todo de nosotros porque no valen las excusas ante el mal momento y aquí estamos", dijo Lillini tras el partido.

Pumas encargó al argentino la dirección de la plantilla tras la renuncia de Míchel, el 23 de julio, por motivos personales.

"Fue fácil porque hay un grupo comprometido, no hicimos grandes modificaciones. Salimos a hacer lo que sabíamos y nos llevamos el resultado", destacó el técnico en videoconferencia desde el estadio Olímpico Universitario.

Andrés Lillini se formó como entrenador en Argentina, donde trabajó como coordinador de juveniles en Boca Juniors. En Europa trabajó en el CSKA de Moscú en 2011 y en México en la cantera de la desaparecida franquicia de Monarcas Morelia.

En Pumas era el director de fuerzas básicas desde 2017 y bajo su tutela los universitarios consiguieron el campeonato Sub 17 en el torneo Clausura 2019 y tiene confianza en que sin importar quién llegue a dirigir a Pumas siempre se conservará la filosofía del conjunto.

"Aquí hay un proyecto en el cual yo estaba desde abajo, con las fuerzas a básicas, por eso es que tenemos que poner a los jóvenes, no es fácil porque este club no puede permitirse dejar de estar en los primeros lugares y así será sin importar quién llegue al equipo".

En la jornada 2 Pumas visitará al Atlas el próximo sábado 1 de agosto, mientras que Gallos Blancos recibirá al Mazatlán FC.

 

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: