Ciudad de México.- Por quinta ocasión consecutiva, el Banco de México (Banxico) recortó este miércoles su pronóstico de crecimiento para 2020, por lo que estimó un rango de entre 0.5 y -1.5 por ciento, esto luego de su proyección previa que se ubicó entre 0.8 y 1.8 por ciento. Mientras que para 2021, prevé un intervalo de entre 1.1 y 2.1 por ciento.

Al difundir su informe trimestral correspondiente a octubre-diciembre de 2019, el Banco Central señaló que entre los principales factores de riesgo para la economía mexicana se encuentra el agravamiento de las tensiones comerciales, la desaceleración de la economía y las inclemencias del comercio mundial, aunado a los efectos adversos que está generando el brote del coronavirus Covid-19.

Nota recomendada: UIF indaga presunto vínculo de Osorio Chong con caso Odebrecht

También precisó que estas revisiones a la baja confluyen en un contexto donde en el cuarto trimestre del año pasado el PIB de México persistió la moderada trayectoria decreciente que la actividad económica ha mostrado durante varios trimestres seguidos.

EL DATO ERA PREVISIBLE

Este dato no causó sorpresa entre los expertos, toda vez que el pasado 13 de febrero, cuando esta institución recortó la tasa de interés por quinta vez al hilo, adelantó que modificaría a la baja su previsión para este año.

Además, esta nota negativa es producto del retraso que impera en la recuperación económica, influenciada por una mayor y más persistente debilidad de los componentes de la demanda agregada, y ante el posible deterioro en la calificación de la deuda de Pemex.

“Dada la debilidad acumulada y la información más reciente que se tiene de la actividad económica, anticipamos que el Producto Interno Bruto crecerá a un ritmo menor de lo que habíamos dado a conocer en el informe trimestral anterior”, señaló en entrevista con El Financiero Bloomberg, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banxico.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: